ARGENTINA SE ENCUENTRA EN ESTADO DE EMERGENCIA AMBIENTAL

Mientras todas las fuerzas políticas locales cuestionan al presidente norteamericano Donald Trump, por haber retirado a los Estados Unidos del Acuerdo de París, Argentina tiene mucho por hacer para luchar contra el cambio climático.

Nuestro país es uno de los mayores emisores de GEI – emisiones de gases de efecto invernadero-per capita por encima de Brasil, Colombia y México, entre otros, a causa de un modelo que privilegia el consumo de combustibles fósiles.

Desde El Partido Verde se afirma que Argentina se encuentra en estado de emergencia ambiental, porque carece de una estrategia de ordenamiento territorial y productivo. Nuestro país sufre en términos de inundaciones, sequías, contaminación de cursos de agua, entre otras, las consecuencias de la falta de un modelo de desarrollo sustentable.

“La emergencia ambiental no es una metáfora, la sufren millones de personas en forma de inundaciones, falta de cloacas y de agua potable, sequías, incendios y contaminación del aire y de los cursos de agua, que enferman a los niños y niñas y, sobretodo, a las personas de menores recursos”, afirma nuestra líder de los verdes, Silvia Vázquez.

Al respecto de las inundaciones, los bonaerenses vienen escuchando promesas en relación a la protección de humedales, ecosistemas claves para la regulación y el control de las crecidas y las inundaciones. En cuanto a los bosques, fundamentales para enfrentar las consecuencias del cambio climático, el presupuesto nacional asignado este año solo representa el 8% de lo que marca la ley. El resultado es que la Argentina ostenta el puesto número 9 entre los 234 países que menos cuidan sus bosques, según el índice que publica la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

Se cuentan de a decenas los basureros ilegales que proliferan en las zonas más postergadas del conurbano y que son un foco de toda clase de enfermedades sin que a nadie le parezca un tema a resolver con urgencia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *