“Hay que redoblar la apuesta y no quedarnos solo con lo ambiental, tenemos que tener visión de ecología política”

La ex diputada nacional y referente del Partido Verde Argentino, Silvia Vázquez, dialogó con Informe Político donde plasmó sus visiones sobre el modelo macrista en el cual consideró que hay “explotación de los recursos” y que ni siquiera “son para todos”, sino que se concentran en una franja muy pequeña. Además, destacó la figura del Papa Francisco en la defensa de las cuestiones ambientales y consideró que la Argentina abandonó su lugar de vanguardia ecológica como consecuencia de la última dictadura y el neoliberalismo.

 

En los países más desarrollados hay representación política de los partidos ambientalistas ¿Por qué en Argentina no ocurre?

Hay que redoblar la apuesta y no sólo quedarnos con lo ambiental, porque eso lo han ido tomando discursivamente todos los partidos políticos, pero tenemos que tener algo más profundo, un visión de ecología política. Abandonar la visión de que todo está al servicio del hombre y tener una mirada “biocentrista”, donde se pone a la vida en el centro de la agenda, como parte de un proceso de conciencia. Además, esa visión de explotación de los recursos no es para todos, por lo que extrema esa diferencia entre los muchos que tienen poco y los pocos que tienen mucho. Nosotros creemos que hay que hacer un proceso profundo de cambio, que empieza desde cada uno. Los países europeos donde estos movimientos tienen más desarrollo, lo tienen porque llevan más tiempo en ese proceso, pero por ejemplo en Argentina, tuvimos a Perón, que tal vez por haber vivido en Europa, en el año 72 escribe una carta a los líderes del mundo donde haba sobre la importancia de la ecología política (Mensaje Ambiental a los Pueblos y Gobiernos del Mundo, 21 de febrero de 1972). Allí, planteaba la importancia de la defensa de nuestro territorio y nuestros recursos naturales. Con una concepción muy adelantada para el pensamiento de la época, respecto también de la importancia que tiene la planificación demográfica, en un país extenso y que concentra la mitad de su población en una franja muy pequeña.

Perón fue en su tercera presidencia el primer mandatario latinoamericano en crear el Ministerio de Medio Ambiente (Yolanda Ortiz en 1975) y hasta el año pasado éramos unos de los pocos de la región que no tenía ¿Que pasó en el medio?

Si bien Macri lo creó, solo le puso el rango de Ministerio a una Secretaria, es un hecho decorativo, una noticia marketinera que no tiene contenido. Esto quedó evidenciado con las inundaciones y los incendios, donde nos topamos con la realidad de que el ministro (Sergio) Bergman había reclamado más presupuesto para el manejo del fuego, en base a los datos que había respecto al clima, y la primavera seca, los cuales daban posibilidades de incendios, sin embargo el Gobierno Nacional hizo oídos sordos. Además, Argentina encabeza el ranking horrible de países que más bosques ha perdido y el Gobierno de Macri le da a su vez millones de pesos a la soja transgénica. La Argentina está retrasada en ese aspecto, en comparación con México o Brasil, donde Marina Silva casi pelea la presidencia (sacó el 21% en 2014) y hoy está muy bien posicionada con Red de Sustentabilidad, que nace del Partido Verde brasilero. Acá habíamos perdido representación lo cual me lo consultan cuando viajo, y lo que nos pasó fue el proceso militar y el neoliberalismo, que caló en las raíces profundas culturales de la sociedad.

Bolivia y Ecuador incorporaron derechos ambientales a su constitución, mientras que lo más importa en términos ambientes en la Argentina fue el fallo Mendoza, que no fue una decisión política, sino de la corte…

La CSJN ha impulsado las obras de saneamiento, sin embargo hasta el día de hoy no una acción de la Justicia en relación a la investigación entre los vínculos de la corrupción y los procesos de degradación ambiental. En Argentina no se usan los fondos que vienen del BID para sanear una cuenta que afecta la salud de millones de personas y que estamos pagando los intereses de esos préstamos; desaparecen millones y nadie se hace cargo. No se reubica a la gente que vive sobre esa cuenca. No hay una investigación de las responsabilidades. Tenemos deficiencias muy grandes en el sistema institucional argentino, no tenemos delitos ambientales tipificados en el Código, sino que hay que ir por el de envenenamiento, ni tampoco tenemos tribunales ambientales. Desde el Partido Verde estamos impulsando en el Congreso la idea de imponer la agenda verde, nos horroriza que se busque reformar el código penal para bajar la edad de imputabilidad de los menores, en un país donde no se garantiza la igualdad de oportunidades; y a su vez no se habla de la reforma en términos ambientales, cuando estamos en una de las peores situaciones ecológicas del planeta.

Cristina vetó la Ley de Glaciares, Macri fortaleció el desarrollo sojero e impulso la minería ¿Por qué crees que los gobiernos no hacen foco en lo ambiental?

Porque tenemos una concepción de colonia, nos fuimos alejando del proceso de independencia iniciado hace 200 años atrás y tuvimos una regresión a la colonia, en la cual se extrae toda la riqueza y se la negocia en otro lado. Las empresas explotan y se van. Los gobiernos han sido administradores, con mayor o menor grado de autonomía, del poder mundial. El Partido Verde es un partido que cuestiona el sistema, si no estaríamos en algunos de los partidos de gobierno, por lo cuales hemos pasado, pero ha sido parte de un proceso que hizo cada uno de nosotros viniendo de la militancia política. Estamos en un proceso de agotamiento mundial, donde las respuestas no se pueden dar a nivel nacional, sino que tiene que ser globales. Si los bosques son degradados acá, en Brasil o en el Congo, la perdida de oxigeno en la atmosfera es para todos. Repercutirá en el cambio climático que nos afecta a todos. La contaminación viaja, la de los suelos, pasa a las napas de agua, que siguen degradando por fuera de los límites de donde fue el daño original.

Lula planteaba que los países centrales se desarrollaron explotando sus recursos, y que ahora la reserva de biodiversidad y bosques del mundo es Sudamérica, es el Amazonas; por lo que pedía un esquema de compensación ¿Cómo crees que se podría aplicar?

Es lo que se habló en la Cop 21 y en el acuerdo de París, América del Sur demanda una compensación por lo no desarrollado. De todas formas es pensar dentro del mismo paradigma, y desde el partido verde pensamos en otro distinto. Lo que hacemos nos afecta a todos, incluso a nosotros, más allá de si compensan o no. Nosotros no podemos referir nuestras acciones en el otro.

En su Encíclica el Papa Francisco manifiesta la importancia de estos temas ¿Hasta dónde crees que podrá avanzar con las reformas que propone?

Celebro ser contemporánea del Papa Francisco, no soñé nunca cuando inicie las luchas por la ecología que iba a tener una figura de la jerarquía de un Papa, abanderado en la defensa de la vida en todo su conjunto, que nos iba a hablar de la madre tierra. Yo tengo esperanza, y me siento feliz de que Bergoglio, asumiendo como el Papa Francisco haya elegido poner su granito de arena en la defensa del medio ambiente. La Encíclica Laudato Si es uno de los documentos fundacionales de nuestra doctrina, junto con la Carta de la Tierra.

¿Cómo podés aportar desde lo individual? Cuando en Ciudad de Buenos Aires tenemos programas de separación de residuos y después va a todo al mismo basural

Algunos dicen que es un tema de recursos, pero no es así. En La Plata se iba a construir una planta de tratamiento y Ceamse no la terminó en el plazo prometido. En el interior las grandes ciudades también tienen basurales a cielo abierto; es por el negocio de la basura. Es un negocio en el que participan pocas empresas y es un negocio de la corrupción, por eso no se soluciona. La gente tiene conciencia para separar basura, aun sabiendo que después termina todo en el mismo hoyo porque hay negocios atrás. Acá no se investigo la relación entre el poder político, los empresarios y la corrupción.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *